Ecocardiograma

El ecocardiograma es una prueba diagnóstica que ofrece una imagen en movimiento del corazón mediante el uso de ultrasonidos.

Con esta prueba se puede ver:

  • La anatomía del corazón: cavidades cardiacas, movimiento de las válvulas y cualquier anomalía que pueda tener.
  • Funcionalidad del corazón: si las cavidades se mueven adecuadamente, si las válvulas se abren y se cierran correctamente.

Es muy útil para diagnosticar numerosas enfermedades cardiacas y vasculares.

El ecocardiograma puede utilizarse en el diagnóstico de enfermedad de las arterias coronarias combinándolo con la utilización de medicamentos como dobutamina (ecocardiograma con dobutamina) o con el esfuerzo físico (ecocardiograma de esfuerzo).

Cómo se realiza

  • Sin riesgos: los ultrasonidos son inocuos, es decir, se le puede realizar a cualquier persona, en cualquier circunstancia y en cualquier lugar.
  • Indoloro: no es doloroso ni produce ningún efecto secundario.
  • El paciente debe permanecer tumbado y tranquilo. Se le aplica un gel sobre el pecho. A continuación, en esa misma zona se le coloca un pequeño dispositivo que transmite la imagen del corazón a la pantalla. La prueba suele durar entre 15 y 30 minutos.

Tipos de ecocardiograma

En el ecocardiograma se emplean ultrasonidos de alta frecuencia, emitidos por una sonda. Los ultrasonidos se reflejan en los tejidos y son recibidos por la sonda. El aparato de ecocardiografía elabora la imagen con la información recibida por la sonda y la emite en una pantalla de vídeo.

Ecocardiograma

  • Transtorácico: se realiza a través de la pared torácica.
  • Transesofágico: se realiza a través de una sonda que se introduce por el esófago y permite obtener imágenes de mayor claridad. Es útil ante la sospecha de determinadas patologías.